lunes, 21 de enero de 2013

Remedios naturales para la tos en el embarazo


La tos durante el embarazo puede hacer sentirla miserable, pero incluso la más severa y persistente tos no daña al bebé de ninguna manera. Como los medicamento están restringidos, es mejor recurrir a remedios naturales para la tos durante el embarazo.

Remedios naturales para la tos durante el embarazo

Una cucharadita de pasta de albahaca y miel puede resultar beneficioso para calmar los síntomas. Alternativamente, usted puede hervir albahaca hojas en agua, cepa, agregar miel y beberla. La miel somete el dolor en la garganta.

Chupe una rodaja de limón con sal y pimienta negra para reducir la intensidad de la tos.
Coma uvas con regularidad durante un par de días. Las uvas actúan como expectorante y alivian los pulmones.

Coma ajo con comidas 2 - 3 veces a la semana para buscar alivio.

Para la tos seca, beba una mezcla de 3-4 cucharadas de leche de coco, media cucharadita de hierba Cuscus (khuskhus) y una cucharadita de miel antes de acostarse.
Jugo de cebolla mezcle con miel también actúa como un buen jarabe para la tos.

Una pasta de almendras remojadas (sin su cubierta), el azúcar y la mantequilla es un potente remedio para la tos seca.

El sabor de eucalipto o menta en pastillas mentolados alivia la garganta irritada y proporciona alivio.

Infusiones como té negro con jengibre alivian dolor, también curan la tos.

La sopa de pollo con cebollas y vegetales es nutritivo, así ayuda a reducir el dolor.

Una ducha caliente ayuda a aire cálido y húmedo quita el moco y por lo tanto, ayuda a cura la tos.

Frote el pecho mentolado para alivio pronto. Los vapores calmantes de estos roces abren conductos de aire del cuerpo, dilatando los vasos sanguíneos.

Las gárgaras de agua saladas, calientes son buenas para extraer el moco y reducen la hinchazón dolorosa de la garganta. La sal también combate la sensación de picazón en la garganta. Las gárgaras con agua tibia mezclada con jugo de limón y miel son igualmente eficaces.

Inhalar vapor a través de un humidificador o de una olla de agua hirviendo ya que afloja la mucosidad y calma una garganta irritada.

Estos remedios caseros para la tos durante el embarazo son muy útiles y eficaces, pero cantidades excesivas de algunos ingredientes en estos recursos también pueden ser contraproducentes. En caso de una tos prolongada, se recomienda consultar a un médico.

Si le sirvió este artículo puede escribir un comentario, gracias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada